sábado, 22 de agosto de 2015

Embutido de Lomo (Lomo embuchado)

Hola a todos, aquí estoy de nuevo con otra receta que espero que os guste.
Desde hace años me rondaba la idea de hacer embutido de lomo en casa pero no me atrevía porque me asustaba un poco la receta, ya que la carne no se cocina y al tener que ponerla a secar temía por la contaminación y demás... pero tras probarla me asombró mucho el resultado y desde entonces lo tengo siempre en casa disponible para cualquier ocasión y la verdad es que me soluciona muchos imprevistos, ya sea para aperitivos, acompañamientos o simplemente para picar entre horas.
Es muy sencillo de hacer y más sano que muchos de los embutidos que nos venden en los supermercados, cargados de grasas, conservantes, féculas y demás...
Mirar que pinta!, espero que os atreváis a hacerlo.

Como ya os he dicho, en esta receta no se cocina nada, por eso es tan sencillo de hacer. Y en cuanto le cojáis el gusto seguro que experimentaréis con diferentes especias y tiempo de secado....pudiendo así adaptarla a vuestro gusto.
Y ahora os explico como lo hago yo:

Lo primero de todo es escoger un buen trozo de lomo de cerdo de la mejor calidad posible y si es Lomo Ibérico, aún mejor.
El lomo ha de estar lo mas limpio posible de nervios y grasa , esto se hace muy fácil con un cuchillo bien afilado.
El siguiente paso es ponerlo cubierto de sal, muy gruesa, de las de hacer salazón o la dorada al horno.... Ha de quedar completamente cubierto. Lo ideal es ponerlo en una fiambrera que se pueda tapar y llevar a la nevera y lo dejaremos en salazón de 6 a 8 horas, no más, para que no quede salado.
Una vez transcurrido ese tiempo, se saca de la sal, se limpia bajo el grifo de forma rápida para que no se humedezca demasiado y se seca muy bien con servilletas de papel o un trapo limpio todo lo que podamos.
Así queda después de salarlo.

Y ahora es cuando cada uno le puede dar su puntillo combinando sus especias preferidas.
Yo suelo ir cambiando y así voy probando diferentes sabores.
En esta ocasión lo aliñé con ajo, pimienta, pimentón y aceite de oliva.
El ajo puede ser seco o mejor fresco y machacado con el resto de especias y el aceite.

Para ello, pongo un papel de horno extendido, coloco el lomo y lo embadurno todo con la mezcla de especias y aceite por todos los lados. Os recomiendo que quede bastante aliñado.

Pongo el papel de horno porque así apenas ensucio nada y después me sirve para envolverlo pero también se puede utilizar film de cocina ....

Lo dejo macerar, metido en una bolsa y en la nevera, durante 2 o 3 días.

Y por último, se pone a secar, colgado por un extremo con una cuerda, en un lugar bien aireado y que no le de el sol, durante unos días (todo depende del clima). En verano suele estar listo en un par de semanas y en invierno una o dos semanas más.
Yo lo pongo en el pasillo de una pequeña bodega que tengo donde hay corriente de aire pero también se puede dejar en una galería o habitación bien ventilada.
Hay que ir observándolo y si se empieza a enmohecer limpiarlo con aceite de tanto en tanto con la ayuda de una brocha o servilleta de papel.
El punto de secado es muy particular, se ha de ir tocando hasta que lo encontréis a vuestro gusto e ir haciendo diferentes pruebas.

A la hora de servirlo, os aconsejo que lo cortéis en lonchas lo más fino posible.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Helado o granizado de mandarina

Ya a llegado el calor y a quién no le apetece un helado casero, que además de rico y fácil es super ligero?.
Yo en esta ocasión he utilizado mi robot de cocina Mycook pero se puede hacer con cualquier jarra batidora que sea potente y en la que se pueda picar hielo, ya que las mandarinas están, previamente, congeladas. Esta es una idea que va muy bien para cualquier tipo de fruta. De echo, yo suelo congelar fresas, piña, melón.... u otras frutas en trocitos pequeños y así poder disponer de ellas para cualquier ocasión.
Y ahora os digo los pasos.......

Ingredientes y elaboración:

Gajos de mandarina congelados
endulzante al gusto.

Poner los ingredientes en la jarra y triturar hasta que quede fino, sin trocitos.
Se reparte en vasos o copas y a disfrutar....

También podéis hacer unos polos riquísimos con solo rellenar los moldes con la mezcla y congelar.


¿No me diréis que no es fácil?

martes, 7 de abril de 2015

Leche de Alpiste


La leche de alpiste es uno de esos preparados milagrosos que nos brinda la naturaleza y que cada vez se está haciendo mas popular debido a sus magníficas propiedades. De él se dice que tiene un gran poder adelgazante por su alto contenido en Lipasa, una encima que se encarga de quemar la grasa corporal y además, ayuda a bajar el colesterol, a curar la cirrosis, a eliminar la retención de líquidos, la hipertensión, la diabetes, etc...
El alpiste es muy rico en proteínas de gran calidad. Unas seis cucharadas de alpiste contienen más proteína que dos kilos de carne y de más fácil asimilación.
Esta leche es muy fácil de preparar y aguanta varios días en la nevera.
Pero ojo!!! Se ha de elaborar con alpiste apto para humanos porque el destinado para pájaros contiene sustancias peligrosas para nuestra salud. Se puede encontrar en cualquier tienda de dietética, herboristería y también en la mayoría de graneros.
Se puede utilizar como cualquier otra leche. Para añadirla al café, en postres o simplemente sola, bien fresquita me recuerda a la horchata o a la leche merengada.
Lo ideal es tomar un vaso en ayunas y otro antes de acostarse. Hay mucha gente que ha logrado bajar el colesterol tomando esta leche sin necesidad de tomar ninguna pastilla y es mucho mas eficaz que el tan conocido batido comercial.
Por cierto, sugiero a quien tome medicamentos para el colesterol que se informe bien de sus efectos secundarios, muchos mas peligrosos de lo que a menudo nos cuentan. Con ello no quiero decir que se eliminen por nuestra cuenta si no que se informen bien y se consulte a alguien de confianza.

Ingredientes para un litro:

De 6 a 8 cucharadas de alpiste (según nos guste de concentrado)
1 litro de agua
1 cucharadita de canela (opcional, pero le da un toque y además incrementa sus propiedades)
Endulzante al gusto

Elaboración:

Se ponen las semillas en un colador fino y se lavan con abundante agua bajo el grifo para eliminar las sustancias tóxicas. Esto es muy importante.
Se colocan en un tarro cubiertas de agua potable y se dejan en remojo unas ocho horas o mejor toda la noche, en la nevera para que no fermenten.
Se trituran junto con la canela con muy poca agua para que las agarre mejor las cuchillas. Han de triturarse mucho para que suelten toda la parte interna del grano y después se le añade mas agua y se vuelve a triturar. Hasta completar el litro. Yo hago el doble para tener para varios días.
Se cuelan en un tamiz fino, yo utilizo un colador grande y una mano de mortero para ayudar a exprimir bien las semillas.


Así es como queda después de colarlas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...